viernes, 15 de abril de 2011

Distancia Iluminada

Caminar, caminar. Detente,
Respira, mirar, observar, distancia
Caminas, revoloteas asumes y absorbes,
Realidad veraniega que difunde fronteras.

Luces, luces. Detente
Capacidad inherente de redactar el presente.
Luces de faroles callejeros dispuestos
A iluminar la distancia creciente.

Disgregas, interrumpes, mientras interpones la incertidumbre,
Y aun asi lo ciegas.
Distante, aparente, es solo una bombilla en ciernes.
Apagado brillante, caminante que ha olvidado la calle.

Callejuela impertinente que alarga los senderos, caminos esos aniejos que nos permiten regir las normas del juego. Par de ojos intensos esperan la llegada de su simil pasional de oscuridad innata. Aquellas luces dispersas que veia cuando caminaba, solo se asemejaban a la realidad que era lo unico que importaba.

Entonces creaba instancias,
La insoportable necesidad de acortar distancias,
El sentido pasional de iluminar cada calleja olvidada,
De dar vida a los caminos mientras observaba como pequenios agrandaban como florecer razones de la nada para dar luz a esta vida inesperada que aun oculta en sombras siempre estuvo esperanzada.

Y asi llegar a final del sendero,
Donde solo sus ojos brillantes te esperaban
Acompaniados de unos brazos que extendidos acortaban toda aquella distancia que una vez la vida puso en sus caras.

15-04-11

3 comentarios:

Pablo Villanueva dijo...

Seguir caminos iluminados y menos riesgosos –caminos que alguien ya siguió con anterioridad- genera mayores posibilidades de llegar a una meta o a ese abrazo tan esperado. Pero, a veces, es mucho más excitante seguir caminos desconocidos, oscuros por los que nadie o casi nadie se atreve a recorrer. Ahí se rompe un paradigma y se crea una nueva ruta, iluminada por uno mismo para que otros también puedan seguirlo.

stella dijo...

Caminando siempre buscando la felicidad, el abrazo, la cercanía, creo que hay que dejarse llevar, guiar por los aleteos del corazón, nadie mejor que nel nos lleva a el, aunque a veces sean caminos erroneos, aun asi al equivocarse se aprende y comenza un nuevo camino
Un abrazo querida amiga
Stella

Gabriela Parra dijo...

Asi es, sea como sea el camino, lo importante es seguirlo. Ya veremos a donde nos llevará.

Gracias por pasar por mi espacio.
Un abrazo a ambos :)