martes, 17 de julio de 2012

Cadenas.


Encadénate a mí,
Como si estuviera hecha de metal,
Como si estuviera hecha de susurros del viento
Que esperan ser escuchados por la eternidad.

Encadéname a ti,
Para cruzar fronteras,
Para hablar el idioma del alma y explorar la primavera
Donde el verde-amarillo de los bosques nos rodee con todas sus fuerzas.

Tatúate en mí,
con ese deseo de grandeza compartida,
Con esa pasión que declamas verdadera
En un mundo abarrotado de odio,
Y tú con esa mirada sincera.

Esa diferencia que a gritos implora esta cadena,
Que tatuada, hecha de hierro
Nos enlaza en un compromiso más allá de las masas,
Porque volamos en silencio, existiendo por solo otro beso,
Únicamente para profesar este mensaje discreto
Donde fuimos encadenados para ser libres en conjunto,
Justo como el viento.

17-07-12

1 comentario:

SIN CALZÓN dijo...

Me alegra que continúes escribiendo. Y es una alegría hermosa.

AZAÑA ORTEGA