martes, 30 de junio de 2009

Desarmado.

Y me di cuenta:
Que la soledad es un estado del alma
Que la realidad es un depredador que desarma
Que la libertad es una pieza distante que parece no encajar y reluce.

Reluce para encandilar, para hacer un cambio de pensamientos
Para mostrar una cara inusual, y desarma

Desarma esa capacidad de respirar sin sentirlo,
De actuar sin conciencia para despistar el planeta y desaparecer de la tierra.
Porque creerse necesario, porque necesita creerse algo y no existe.

Que solo lo acusa por olvidar lo que reluce,
Y discrepar en el sentido de la estética natural que conlleva
A disociar todo acto relacionado con la verdad,
Para decapitar un ideal y perderse a sí mismo sin pensar
Que solo la libertad nos podría inmolar.

30-06-09

1 comentario:

SIN CALZÓN dijo...

El único lugar donde somos libres es en el sueño. En lo demás estamos condicionados...

Azaña Ortega