viernes, 10 de julio de 2009

Abanico Desplegado.

Como un abanico desplegado mostrando sus virtudes.
Recónditos escaparates de destellos opacos
Que surcan una línea divisoria de razones,
De caminos, de tabúes, de olimpos.
Rodeados por un brillante regocijo que no entiende,
O solo sugiere que se escape por donde puede
Porque la razón encadenante solo hiere y explota,
Extralimita la capacidad de desplegar el abanico de vida
Acorralándolo en un lugar donde la pena y el misterio se han dado
Paso para presenciar como una estrella da vueltas en espiral,
Descendiendo al ritmo de varios corazones que palpitar para
No ser ignorados en su lugar.
Y sin embargo, arriesgando todo por lo cual se ha estado evitando.
Y decaer puramente en las esquinas de la mente inconsciente y desvanece.

09-07-09

1 comentario:

SIN CALZÓN dijo...

No todo deberá ser designado hacia una persona. No me parece. También yo existo.

Azaña Ortega