martes, 23 de febrero de 2010

Utopía.

Un lugar para ver,
Un lugar para estar,
Uno para ser, otro para olvidar.

Un lugar donde no hay mañanas,
Donde los ahoras han hecho del momento su estancia,
Su razón de ser inmaculada
Su “me pierdo ahora mismo en la nada”
Mientras perdura.

Un lugar para recordar,
Donde los recuerdos bailan como imágenes coloridas,
Donde llorar no sea una opción más para despedidas.

Un lugar donde el silencio no signifique nada,
Donde las palabras perduren en la distancia y no lastimen.

Un lugar de ahoras, de hoy siento, de hoy quiero.

Un lugar de rayos de sol y destellos,
Un lugar de lágrimas secadas por un beso.

Un lugar de oportunidades.
Un lugar para existir arrullados por el susurro de la brisa en la solapa.

Un lugar donde no sea necesario esconderse de la nada.
Necesito un lugar de alturas, donde caminar implique subir y bajar.
Un lugar de idas y venidas.

Deseo un lugar donde pueda jugar con mi memoria, donde pueda expresar lo que siento ahora.
Un lugar que pueda disfrutar y mirar soñadora.
Un lugar que estoy, que siento, al que pertenezco.
Un lugar de mí, uno de ti, uno de ellos.
Un lugar de ser, de estar, correr y caminar.
Un lugar que SOY, y me encanta como cual niño feliz en su infancia.
Un lugar imaginario del cual yo solo poseo las coordenadas.
El lugar que quiero, es contigo, y no existe.

23-02-10

7 comentarios:

César Antonio dijo...

El problema es que sea un lugar imaginario, el país de John Lennon descrito en Imaging, el paraíso dibujado por los Testigos de Jehová, o la tierra que concibió Tomás Moro...

Yo encontré una vez ese lugar en los labios de una mujer; pero el cielo es tan efímero...

José Arroyo dijo...

Uno se enamora de ese lugar a medida de que va leyendo su texto, línea tras línea.

Creo que todos buscamos de una u otra forma ese lugar. Creo que, como bien lo dice mi amigo César, muchas veces lo encontramos en lugares demasiado efímeros.

Creo también, y cada vez con más fuerza, que andamos buscando en el lado equivocado, que es el de afuera.

José Arroyo dijo...

Hay una canción que me gusta mucho de Arcade Fire y se me vino a la mente al leer tu entrada. Se llama No cars go. Ojalá que la disfrutes.

http://www.youtube.com/watch?v=i-7AwA1Xp_0

No cars go

We know a place where no planes go
We know a place where no ships go

No cars go
No cars go
Where we know

We know a place no space ships go
We know a place where no subs go

No cars go
No cars go
Where we know

Us kids know
No cars go
Where we know

Between the click of the light and the start of the dream.

Gabriela Parra dijo...

Señor César, tiene razon, el problema es que sea imaginario. He intentado buscarlo, pero aún no lo encuentro.

Señor José, gracias por enamorarse del texto, me agrada que pueda transmitir algun sentimiento.
Y con respecto a buscar en el lado equivocado, una vez, una persona que era muy cercana a mi, me dijo que la felicidad es una decision, no algo que posee cuerpo o estructura. Sale de adentro.Y quizas asi sea, pero seria igual de interesante conseguir un complemento en el exterior =)

Saludos chicos, y gracias por siempre leerme y dejarme una huella de sus pensamientos! Un fuerte abrazo Venezolano =)

Gabriela Parra dijo...

Ohh y señor Josñe, disfrute mucho la cancion! muchas gracias por la recomendacion! =)

EJVT dijo...

Si encontrarás ese lugar o ese "algo" utópico te puedo asegurar que pronto te aburrirías, porque así somos disconformes por naturaleza ;)

Gabriela Parra dijo...

Señor Ed, sucede que la utopía mental es dificil de controlar, una vez conseguido ese algo o alguien, la mente hará el resto.

Es mundo será tan perfecto como deseemos que sea, y siempre se contará con la evolucion constante para salir de la monotonia.

Saludos =)